Anexo 1: Lectura sobre testimonio de dos adolescentes

Comparte con tus colegas...!

1º Relato de un adolescente

Muchos chicos y chicas comienzan a probar las drogas con los “amigos”.

¿Cómo comienzan?, lo hacen de diversas maneras, a mí me ofrecieron en una discoteca. Fue un día cuando fuimos a un especial para “chicas y chicos”, porque nos dejaron entrar gratis… así te captan. Todos consumían cigarros; después comenzaron a probar otras cosas… tú ya sabes, más tragos.

Inclusive, algunos están afuera probando otras cosas, motivándose para entrar, están bien arreglados, con zapatillas de luces y todo eso. En ese ambiente recibí la primera invitación de marihuana. Los chicos ¿Por qué consumen? Bueno comienzan por curiosidad y por querer estar a la par con los mayores del grupo, con la cabeza, tanto hombres y mujeres quieren sentirse aceptados por el grupo. Empiezan aceptando la droga como obsequio y luego terminan comprándola.

Y tú ¿Por qué lo haces? Bueno, por sentirme aceptado, estar a la moda, pero uno nunca va aceptar que estás metido en eso por falta de personalidad, que te impide decir NO , que no quieres y punto.

¿Por qué no dices que no quieres?, por estar en sintonía con los demás y de esa forma ser parte de ese grupo y tú lo ves, inclusive como buenos amigos tuyos. Muchas veces te dicen:

“¿Qué pasa?”, “te mueres de miedo”, “ya pues, con esto no te pasa nada”, “fuma nomás… tu viejo no se va a dar cuenta”. Cuando tienes enamorada, eres capaz de ofrecerle a ella o la engañas para que no se dé cuenta. Yo me di cuenta y aquí estoy.

 

2º Testimonio de Gabriela

A mí me hizo mucho bien haber aprendido a decir NO QUIERO ESTO. Soy mujer y soy una adolescente y tengo mi propia decisión: puedo decir NO y bien fuerte ante una cosa que simplemente no quiero que suceda.

Siempre te aconsejan tus padres, tus hermanos, tus tíos, pero eres tú misma la que decide por propia voluntad decir: NO QUIERO.

Mi amiga sabía que aceptar la cocaína le iba a traer tantos perjuicios para su vida. Ella era tranquila y se conoció con otros chicos que comenzaron a inquietarla. Un día me contó que quisieron darle para probar, pero ella ya sabía y había visto la situación de su vecino que consumía… todos decían que cuando consume cocaína… al rato nomás quiere más droga. Pero, mi amiga había desarrollado sus anticuerpos contra las drogas y ni de broma aceptó. Ahora se siente orgullosa de haber aprendido a hacerse respetar, saber decir NO le ha dado más fuerza con ella misma.

Ella y yo podemos ir a una fiesta, claro, para bailar, pero ya sabemos hasta dónde llegamos y qué es lo que NO aceptamos. De eso nos sentimos bien orgullosas. Yo por mi parte, siento que “SÍ” soy capaz de protegerme y eso me hace sentir segura.

(Gabriela, adolescente de 16 años).

De | Orientaciones Pedagógicas para la prevención del consumo de drogas

Comparte con tus colegas...!

(74 visitas en total, 1 visitas hoy)

«Otros artículos interesantes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *