ANEXO | CARTILLA: Cómo comunicar asertivamente la decisión de “No consumir”

Comparte con tus colegas...!

CÓMO COMUNICAR ASERTIVAMENTE LA DECISIÓN DE “NO CONSUMIR”

1. La técnica del disco rayado. Consiste en repetir nuestro argumento una y otra vez sin alterarnos, ni responder a las provocaciones de otras personas.

¿Cómo se hace? Si alguien insiste en su petición, continuamos diciendo una y otra vez que NO, empleando nuevas fórmulas: “no, gracias”; “¡qué va!”, “ni hablar”, “de eso, nada que ver”, “la verdad que no”, etc.

Presentamos algunos ejemplos:

Invitación o provocación

Respuestas

●  Toma, prueba esto con nosotros. ●     NO, gracias.
●  ¡No seas así, prueba, está buenísima! ●     NO me interesa.
●  ¡Te mariconeas o qué! ●     Lo siento. NO me interesa…
●  ¡Ya pues, te estás quedando! ●     Lo siento por ti, ya dije que NO.
●  Pero si no pasa nada, ¡anímate! ●       Lee mis labios, “N”, “O” es “NO”.

2. La técnica de “ofrecer alternativas”. Consiste en proponer algo positivo como, “cambiar de tema” u ofrecer realizar algo provechoso que guste a la

¿Cómo se hace? Buscamos algo atractivo y lo proponemos con entusiasmo. Se insiste sin decaer ante la posible reacción negativa de los demás, mientras buscamos apoyo de alguien dispuesto a seguir lo propuesto. A continuación, algunos ejemplos.

Invitación o provocación

Respuestas

●  Toma, prueba esto con nosotros. ●     ¿Qué les parece si mejor apostamos a ver quién aguanta más bailando?
●  ¡Vamos, fuma! ●     Se me ocurre que sería bacán si nos vamos a ver el clásico en pantalla gigante.
●  ¡No te atreves! ●     Son ustedes los que no se atreven, porque saben que van a perder si hacemos una carrera.

3. La técnica “Para ti – Para mí”. Se aplica cuando al manifestar nuestra negativa (explicación + decisión), somos objeto de presiones, agresiones verbales o críticas injustas para intentar manipularnos. Al emplearla, conseguimos dos cosas: no irritarnos cuando nos critican y que no se salgan con la suya.

¿Cómo se hace? Por ejemplo, si un amigo nos ofrece una pastilla de éxtasis, le manifestamos nuestro deseo de no consumir y al decirle, “no me provoca tomarla, gracias”, recibimos una crítica o provocación que no merecemos, podemos responder usando dos pasos “Para ti” y “Para mi”. Hay que practicar los pasos que se indican en los siguientes ejemplos. (El proceso se repite, el tiempo que sea necesario).

Crítica o provocación

Respuestas

  • Siempre fuiste una cobarde.
  • No te atreves a
  • Tienes miedo a
Paso 1 : PARA TI

(Repetir lo que nos dijeron)

  • Para ti, seré una cobarde…
  • Para ti, no seré atrevido…
  • Para ti, no seré miedoso…

Paso 2 : PARA MI

(Decir algo positivo sobre uno mismo)

  • Para mí, tengo mucho coraje en sostener lo que decido.
  • Para mí, me gusto como soy y me atrevo a lo que quiero atreverme.
  • Para mí, no tengo miedo de negarme a lo que me hace daño.

4. La técnica del “banco de niebla”. Consiste en reconocer la posible razón que pueda tener la otra persona, a la vez que expresamos que no cambiaremos nuestra decisión. Se trata de huir del riesgo sin atacar al que nos dice u ofrece algo. No entrar en discusión, como si las palabras se disiparan a través de la niebla, que te protege de sentirte culpable o desdichado por lo que te dicen.

¿Cómo se hace? Se da la razón al otro: reconocemos alguna verdad contenida en sus declaraciones, pero sin aceptar lo que propone porque no nos parece conveniente.

Aceptamos que las cosas pueden ser como se nos presentan, utilizando expresiones como: “es posible que…”, “puede ser que…”, “reconozco que…”, “te creo que…”, parafraseando lo que nos acaban de decir y añadimos nuestro deseo de no consumir: “pero lo siento, no puedo hacer eso”, “pero, no gracias”, “pero, prefiero no tomarlo”. A continuación, algunos ejemplos:

Crítica o provocación

Respuestas

●    ¡Pero si lo vamos a pasar bacán! ●  Puede que lo pasemos bacán, pero prefiero no tomar.
●    ¡No seas quedada! ●  Puede que sea una quedada, pero no quiero tomar.
●        Todo el mundo las toma, ¡anda prueba! ●  Seguro que todo el mundo las toma, pero yo no soy todo el mundo.
●    Pero si no pasa nada, ¡anímate! ●  Claro que no pasa nada, pero no, gracias.
●    ¡Esas pastillas son inofensivas, solo es un vacilón! ●  Pueden ser inofensivas, pero no tengo ganas.

Comparte con tus colegas...!

(21 visitas en total, 2 visitas hoy)

«Otros artículos interesantes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *