Anexo Hoja de Lectura: La Cocaína

Sharing is caring!




HOJA DE LECTURA: LA COCAÍNA

¿Qué es la cocaína?

Es un alcaloide que se encuentra en las hojas del arbusto Erythroxylon coca, conocido comúnmente como coca.

Es una sustancia estimulante del Sistema Nervioso Central además de ser un enérgico vasoconstrictor y anestésico local. La cocaína es de alto poder adictivo.

Formas de uso en el Perú

Las formas más generalizadas del uso indebido de la cocaína son la Pasta Básica de Cocaína (PBC) y el de Clorhidrato de Cocaína (Cc).

¿Cómo actúa la cocaína en el cerebro?

La cocaína fumada, inhalada o inyectada, llega rápidamente al cerebro activando los centros nerviosos de la gratificación o placer. Estimula la liberación de dopamina, que es un neurotransmisor del placer, por lo que  el consumidor experimenta, de manera artificial, un intenso sentimiento de gozo y gratificación que dura un promedio de 30 o 40 minutos. Sin embargo, si su consumo se vuelve habitual la persona empieza a experimentar ansiedad por recibir otra dosis al término de los efectos. A largo plazo, su uso descontrolado produce adicción.

Pasta básica de cocaína

Es un producto intermedio en la fabricación del clorhidrato de cocaína que se obtiene por maceración de las hojas de coca con agua, kerosene, gasolina, carbonato de calcio, soda cáustica, cemento y lejía.

Contiene alrededor del 50% de sulfato de cocaína y otros alcaloides. Su presentación es como un polvo blanco amarillento pálido, de consistencia pastosa y pegajosa como yeso húmedo. Generalmente, la usan fumando mezclada con tabaco o marihuana.

Clorhidrato de cocaína

Se obtiene del procesamiento de la pasta básica, añadiendo permanganato de potasio y ácido clorhídrico. Es un polvo blanco, cristalino conocido en el ambiente de consumidores como “nieve”. Es de fácil acceso por las mucosas del organismo. Se consume aspirando por vía nasal o inyectándose.

Efectos del consumo de cocaína

  • Fisiológicos: Aumento de la temperatura y de la frecuencia cardiaca y respiratoria, disminución del apetito y pérdida de peso; bronco espasmos pudiendo llegar a paro respiratorio; dilatación pupilar y ojos vidriosos; pérdida del sueño; irritación y sangrado nasal; sudoración o escalofríos, náuseas o vómitos.
  • Psicológicos: Sensación de fortaleza mental, extrema seguridad en sí mismo, estado de alerta intensa; depresión, actitudes agresivas       y temerarias, alucinaciones visuales y táctiles; sentimientos de grandiosidad, deterioro en el proceso de pensamiento, estados de paranoia, disminución de la actividad y deseo sexual llegando a la impotencia.

Dependencia a la cocaína

La cocaína es una droga de alto poder adictivo. Su uso frecuente genera una adaptación cerebral; produce un elevado grado de tolerancia, por lo que el consumidor necesitará cada vez mayores dosis para sentir los efectos deseados. La supresión de su uso genera lo que se llama el síndrome de abstinencia, cuyas manifestaciones son: depresión, impotencia, irritabilidad, ansiedad, incapacidad de concentración, alucinaciones táctiles (gusanos en la piel), paranoia y comportamiento violento.

Señales de alerta

Algunas señales relacionadas con el consumo de cocaína son: descuido personal, pérdida del apetito, adelgazamiento, expresa ideas de daño o persecución, pupilas dilatadas, goteo y sangrado de la nariz. Entre sus pertenencias el consumidor puede tener: papelitos cortados, paquetitos, palitos de fósforos partidos, cigarrillos sin filtro, cualquier tipo de tarjetas, descongestionante nasal, peines con residuos de polvo blanco, cajitas de chicle, residuos de polvo blanco en los bolsillos.




Sharing is caring!

(4 visitas en total, 1 visitas hoy)

Llegaste buscando

«Otros artículos interesantes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *