Anexo de tutoría: La ira

Comparte con tus colegas...!

La ira o cólera es una de las emociones más frecuentemente experimentada. Consiste en una situación de molestia o enfado muy violento, donde podemos perder el control y agredir con palabras o hechos. Esta emoción la experimentamos cuando nos sentimos contrariados, amenazados, ya sea real o simbólicamente. Nuestros pensamientos generalmente activan nuestra ira y la pueden convertir en agresión.

La ira o cólera se caracteriza por ser hiriente, hostil, prepotente, explosiva, despectiva, colérica y conflictiva. Se suele levantar la voz, apuntar con el dedo o agredir física, emocional y psicológicamente.

¿Cómo debemos actuar cuando sentimos ira?

Lo primero que debemos hacer es reconocer que estamos molestos, con cólera o ira y expresarlo verbalmente de manera asertiva. Ejemplo: “Estoy molesta porque…….”, “Me molesta que…….” (describir lo que te molesta, no atacar a la persona).

Además, debemos tener calma y paciencia antes de tomar cualquier decisión. Para lograrlo hay que aprender a respirar profundamente, a relajarnos, a analizar y cambiar la manera de pensar y actuar, etc.
Cuando disminuye el enojo, podemos analizar con mayor objetividad lo que ha sucedido, así como la manera de solucionarlo. Debemos hablar con la otra persona, en lugar de pelear con ella. Si la atacamos, se va a poner a la defensiva y posiblemente nos ataque o guarde rencor y el enojo de ambos aumente.

Los miembros de la familia y el grupo de amistades pueden ser fuente de soporte afectivo ante los posibles conflictos. Ellos nos ayudarán a sentirnos valorados(as), escuchados(as) y comprendidos(as).
Practicar las siguientes acciones nos permite controlar nuestro enojo y no dañar a las y los demás:
• Respirar lenta y profundamente (repetir varias veces).
• Contar hasta diez.
• Escuchar música.
• Pintar.
• Comunicar lo que sentimos a una persona de confianza.
• Salir del espacio de conflicto por unos minutos y repetirnos, a nosotros mismos, mensajes tranquilizadores como: “cálmate”, “se va a solucionar”, “tranquila”, “va a pasar”, “quiere que me moleste, pero no lo logrará”, “yo puedo controlarme”, etc.

VEA TAMBIÉN:  Anexo 1: "Guión para dramatización"

Comparte con tus colegas...!

(9 visitas en total, 1 visitas hoy)

«Otros artículos interesantes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *