Anexo | Hoja de Lectura: «Las Etapas del Proceso de Adicción»

Comparte con tus colegas...!

La dependencia a las drogas o adicción es actualmente reconocida como una enfermedad. Aunque puede haber casos donde existe una predisposición genética para desarrollarla, es importante precisar que no es determinante   en   la   generalidad de casos, sino por el contrario, la dependencia a las drogas se adquiere por el uso continuo y sin control de   la misma. Nadie se vuelve drogadicto con un solo contacto con la droga, sino que es resultado de un proceso que presenta las siguientes etapas:

1. ETAPA EXPERIMENTAL

La persona entra en contacto con la droga sea por curiosidad o influido por su grupo de amigos.

Generalmente, los primeros vínculos con la droga son poco placenteros, desagradables e inclusive traumáticos. Muchos jóvenes refieren irritación de los ojos, mareos o náuseas la primera vez que consumieron marihuana o cigarrillos; acidez o vómitos al consumir alcohol. Por esta razón, la  mayoría de los consumidores experimentales dejan su consumo y solo unos pocos acceden a la siguiente etapa.

2. ETAPA  SOCIAL  U  OCASIONAL

La persona consume esporádicamente, sin continuidad, cuando se le presenta la ocasión. Por ejemplo: en reuniones sociales o cuando un amigo le invita. No hay búsqueda activa de la sustancia. Conoce sus efectos, pero no depende aún de la droga. El consumidor rara vez supera el consumo de una vez a la semana, generalmente, lo hace los fines de semana, en las fiestas o donde es invitado por amigos conocidos. Esta situación hace que los adolescentes desarrollen una idea equivocada de que puede tomarla o dejarla cuando quieran o que tienen el control sobre la situación. Algunos casos avanzarán a la siguiente etapa.

3. ETAPA HABITUAL

La persona usa regular y frecuentemente la droga, implicando riesgos para su salud. Después de un tiempo de permanecer estacionario en el consumo de tipo ocasional, lo transforma en un hábito. El consumidor se preocupa para obtener la sustancia, es decir comienza a invertir dinero y energía para conseguirla. El tiempo es variable y dependerá de las diferencias individuales de cada usuario.

4. ETAPA DEPENDIENTE

La persona necesita la sustancia, toda su vida gira en torno al consumo, a pesar de conocer sus consecuencias negativas. Tiene necesidad de usarla en forma sostenida o periódica para evitar los desagradables efectos psíquicos y físicos producidos por el  síndrome  de abstinencia, convirtiéndose en la motivación central de su vida. Muchos de los consumidores abandonan sus demás actividades para mantener su conexión con las drogas. Por ejemplo, un consumidor preferirá comprar droga y no comida.

Comparte con tus colegas...!

(47 visitas en total, 1 visitas hoy)

«Otros artículos interesantes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *